A la hora de compartir piso...

Compartir piso es sin duda una opción económica y flexible. Puede resultar una experiencia fantástica, y sin duda conocerá gente nueva en la ciudad que probablemente esté en la misma situación que usted en su nueva ciudad o, mejor aún, gente que conozca perfectamente la zona y que hará que su llegada resulte muy fácil y agradable. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunas cosas básicas para que la experiencia resulte favorable.

Ordene sus prioridades

Encontrar el piso perfecto, con la habitación perfecta y los compañeros perfectos es muy difícil de localizar, así que debe ordenar sus prioridades para buscar con más precisión y encontrar aquello que más puede ajustarse a sus preferencias y a su estilo de vida.

¿Cuánto tiempo va a pasar en casa?

Si va a estar trabajando y tendrá una vida ocupada, su prioridad debería ser la situación del pisoo en la ciudad. Busque pisos cerca de su lugar de trabajo, o si el precio se dispara demasiado, cerca de un medio de transporte rápido. Así ahorrará dinero en transporte y tiempo diariamente.

Si, por otro lado, su trabajo le proporciona mucho tiempo libre o simplemente es usted una persona casera, debe estudiar detenidamente a sus futuros compañeros de piso. ¿Qué tipo de vida quiere llevar? Es muy común que los pisos compartidos estén ocupados por estudiantes, que salen los fines de semana y traen amigos a casa. Si quiere paz y tranquilidad, deberá asegurarse de que sus compañeros estén trabajando o lleven vidas más tranquilas.

El piso

En cuanto a las características del piso, hay infinidad de opciones. Hay habitaciones de todos los tamaños, con o sin baño incorporado, compartidas… su elección dependerá de sus preferencias y de su presupuesto.

No tenga en cuenta únicamente la habitación, sino todos los servicios del apartamento. Son muy importantes los electrodomésticos y el uso que le es permitido. Pregunte si puede cocinar, hacer la colada, planchar, usar internet… si no lo hace, puede encontrarse con sorpresas más adelante, o incluso sobrecargos en su mensualidad.

También es importante saber si el dueño del piso vivirá en él. Su relación con el dueño es muy importante, ya que si hay algún problema con la electricidad, el agua… o hace falta alguna reparación, él será el responsable, y si su relación con él es buena, seguro que su disponibilidad y ganas de ayudar serán mejores.

Si tiene una mascota, asegúrese de que no hay problema con que viva con usted. Puede que al dueño no le parezca bien o que algún compañero de piso sea alérgico.

Alrededores

Tenga en cuenta los alrededores del piso. Asegúrese de que dispone cerca de servicios como supermercado, transporte público, restaurantes, tiendas 24 horas…

No olvide preguntar si dispone de aparcamiento si planea llevar su vehículo, y si puede echarle un vistazo al barrio no dude en hacerlo. De esta manera tendrá una idea del tipo de gente que vive en él y de su nivel de seguridad.

Asegúrese de ver tantos pisos como le sea posible antes de elegir uno. Esto le ayudará a tomar una decisión mejor comparando todas sus posibilidades.

. .